2019 DelfinoCo Negocios.

All rights reserved: DelfinoCo

Inteligencia emocional o matemáticas y ciencias: ¿cuál es esencial para la innovación?

Thursday, December 22, 2016

 

Como alguien con un verdadero compromiso con la educación en este país, a menudo me pregunto si la innovación puede ser nutrida o enseñada. Es una pregunta que no es fácil de responder, pero vale la pena preguntar porque tenemos legiones de niños brillantes, curiosos y creativos que, con la orientación adecuada, pueden aportar ideas e inventos que enriquecerán la calidad de vida en nuestra nación para las futuras generaciones.

 

Antes de llegar a las formas en que la innovación puede ser nutrida o enseñada, es importante retroceder y ver si nuestros hijos, los innovadores del futuro, están adquiriendo habilidades sociales y emocionales - como la sensibilidad, la empatía, la atención social, el trabajo en equipo y una habilidad para imaginar experiencias de vida muy diferentes - en la escuela primaria y secundaria.

 

Estos son los elementos esenciales interpersonales para la innovación, los precursores y prerrequisitos para aprovechar el pensamiento fuera de la caja en nombre de los demás, y son tan importantes como la formación en matemáticas, ciencias y tecnología.

 

Piense en algunas de las habilidades y atributos no cognitivos específicos que conducen a innovaciones exitosas - una comprensión perspicaz del usuario final; conexiones colaborativas con colegas en un diseño integrado; y una verdadera apertura al mundo circundante. Al final, como he aprendido a través del Comité para la Infancia, que está ayudando a los jóvenes a desarrollar habilidades sociales y emocionales vitales, la conciencia cuenta tanto como los algoritmos.

 

Si tuviera que elegir una habilidad que sea fundamental para los innovadores sería empatía, por la forma en que nos permite ver las cosas desde la perspectiva de otra persona. En otras palabras, "¿cómo puedo, como innovador, ayudar a llenar vacíos y necesidades en la vida de las personas?".

 

Como señala Brene Brown, profesora de investigación de la Universidad de Houston, la empatía es una elección personal desafiante que nos obliga a ser vulnerables en un esfuerzo por conectarnos con los demás. Y, por su parte, Barbara Byrd Bennett, Directora Ejecutiva de las escuelas públicas de Chicago, cree que el aprendizaje es un proceso social que ayuda a los niños a sentir una mayor conexión emocional y empatía.

 

Hay otras habilidades basadas en la escuela que contribuyen a la innovación. Thom Markham, psicólogo y consultor de rediseño de escuelas, considera que los conceptos deben ser enseñados en comparación con los hechos; las herramientas creativas y de pensamiento deben ser empleadas; el descubrimiento debe ser recompensado; debe fomentarse la reflexión; y los propios docentes tienen que establecer y modelar un ethos de innovación en el aula.

 

Algunas de las mejores investigaciones académicas ponen de manifiesto que una vez que los estudiantes se gradúen en carreras, su producción creativa puede aumentar si las organizaciones se involucran y fomentan condiciones que amplían la amplitud y la profundidad de su pensamiento.

Una escuela de pensamiento, por ejemplo, dice que para innovar eficazmente y generar un flujo dinámico de ideas valiosas, la gente necesita estructura y metodologías, en lugar de sesiones convencionales de lluvia de ideas.

 

Otro experto - Hal Gregersen, director ejecutivo del Centro de Liderazgo del MIT y coautor de "El ADN del innovador" - ha declarado que la creatividad está cerca del 80 por ciento aprendido y adquirido y que, dada la enseñanza o instrucción adecuada, casi cualquier persona puede aprender a ser un innovador (aunque tal vez no en el nivel de Steve Jobs o Jeff Bezos).

 

Incluso si no funcionan Apple o Amazon, los innovadores disruptivos generalmente poseen cinco habilidades clave, según Gregersen y sus colegas, Jeff Dyer y Clayton Christensen:

 

Cuestionamiento - que permite a los innovadores desafiar el statu quo y considerar nuevas posibilidades.

 

Observación - que ayuda a los innovadores a detectar pequeños detalles que sugieren nuevas formas de hacer las cosas.

 

Networking - que permite a los innovadores obtener perspectivas radicalmente diferentes de individuos con diversos orígenes.

 

Experimentación - que impulsa a los innovadores a probar sin descanso nuevas experiencias, separar las cosas y probar nuevas ideas.

 

Pensamiento Asociado - que trae conexiones de preguntas, problemas o ideas de campos no relacionados.

 

La innovación es una habilidad difícil, y sujeto, para enseñar y aprender. Y, cuando todo está dicho y hecho, es probablemente más como la antropología cultural que cualquier otra cosa. Esto significa que los jóvenes aspirantes a innovadores necesitan herramientas educativas que les ayuden a entender a la gente y a la sociedad si quieren crear avances innovadores y que alteren la vida.

 

Por desgracia, la ansiedad a menudo se interpone en el camino de los innovadores, no importa lo bien que se les ha enseñado o lo bien que han aprendido. Los innovadores constantemente miran hacia abajo en el abismo de lo desconocido y suele ser bastante oscuro y aterrador. Esta incomodidad inhibidora es sólo natural y los innovadores emergentes pueden simplemente tener que vivir con ella porque el miedo al fracaso que alinea el camino hacia el futuro se aloja dentro. De hecho, incluso los mejores maestros no pueden acabar con corrientes constantes de innovadores intrépidos.

Please reload

CentroAVP HorizontalBanner-02.png
piero-banner-lateral-1.jpg
Follow Us
  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Google+ B&W
  • YouTube B&W
Recent Posts
Please reload

Search By Tags