• Carlos Quintero

Restaurantes adaptan los estacionamientos en salas de cine


La propagación del coronavirus ha detenido la mayoría de las relaciones sociales en espera. Sin embargo en medio de esta crisis generada por el virus, muchos restaurantes en el país han ideado una solución novedosa atrayendo cliente y respetando el distanciamiento social.


Desde que se dictaron las medidas de confinamiento, muchos restaurantes han convertido sus estacionamientos en cines. Ofreciendo una vía de escape para parejas y familias que desean una salida social, disfrutando de una cena y una película.


Peoples Restaurant and Lounge en Corpus Christi, Texas, es un restaurante popular que vio disminuir sus ingresos desde el estallido del nuevo coronavirus. Sin embargo, cuando proyectaron películas en la pared del estacionamiento los clientes empezaron a abarrotar el lugar.


El copropietario Joe González, dijo: “Estamos asombrados de lo rápido que vendimos boletos esta semana. La respuesta de la comunidad a nuestro autocine ha tenido un gran impacto para nosotros".


La idea fue el resultado de una lluvia de ideas familiares, así como una tendencia que ha barrido a los Estados Unidos y otros países en los últimos meses.


El mes pasado en el norte de Mingus, Texas, otro restaurante también decidió hacer lo mismo. Y en una publicación a través de la red social Facebook, Clint Gibson, propietario de BJ’s Restaurant and Bar, anunció que el restaurante estaría proyectando peliculas y ofreciendo el servicio de alimentos.


Siguiendo esta misma ola, en Arizona un grupo de restaurantes mexicanos instalaron pantallas inflables en los estacionamientos para proyectar películas, mientras que los autos se estacionan a seis pies de distancia y disfrutan de algo para llevar papas fritas y queso, tacos de pechuga y salsa de frijoles.


En Omaha, Nebraska, la cantina Tex-Mex, The Corner Kick trajo alrededor de 35 vehículos a su estacionamiento cuando proyectaron la comedia clásica “Los Tres Amigos”, en tres pantallas diferentes en el costado del edificio.


Esta idea a pesar que ha sido aceptada y puesta en práctica por muchos restaurantes. Otros han tenido ciertos desafíos como V Pizza en Carolina del Norte. Quienes fueron cerrados por violar las órdenes de quedarse en casa, mientras que otros se han enfrentado a problemas legales debido a los estudios de cine debido a problemas de licencia.


Recordemos que los autocines comenzaron a funcionar en 1933. Llegando a su máximo esplendor en la década de 1960, pero poco a poco la tecnología contribuyó a su declive con la disponibilidad de televisores en color, videograbadoras y tiendas de alquiler de videos, contribuyeron a su declive.


Sin embargo Joe González, dijo que la reactivación de este tipo de cines en estos momentos son sinónimos de esperanza. Comentó que “realmente apreciamos el respaldo que estamos recibiendo del público en este momento”. 


A lo que agregó, “este autocine nos brinda la oportunidad de retribuir a nuestra comunidad y ayudarnos a permanecer abiertos. Realmente nos hace sentir que las cosas pueden volver a la normalidad nuevamente”.

2020 DelfinoCo Negocios.

All rights reserved: DelfinoCo