Muriel Bowser busca un nuevo incentivo para atraer principales empleadores al centro de la ciudad

La alcaldesa de D.C., Muriel Bowser, quiere crear una nueva fuente de dinero de incentivo para atraer a los principales empleadores al centro de D.C. y evitar que los inquilinos existentes huya, tal vez proporcionando una especia de reemplazo para un programa de exención de impuestos que los legisladores recientemente neutralizaron. La propuesta de Bowser para el año fiscal del 2022 incluyen un “fondo de creación de empleo y vitalidad del centro de empleo” de $ 30 millones, que según ella es muy necesario para mantenerse al día con la competencia en la región y el país. La alcaldesa y algunos de sus principales representantes dieron detalles iniciales en una conferencia de prensa el lunes, incluidos algunos de los términos que las empresas tendrían que cumplir para ganar ese dinero, ya que la administración busca generar apoyo del Consejo de DC para sus prioridades presupuestarias.


Bowser espera que los desembolsos del fondo sean flexibles, en forma de subvenciones directas en efectivo, exenciones fiscales, dinero para la construcción de inquilinos y otras medidas, quiere que sus requisitos sean rígidos. Cualquier empresa que desee obtener este dinero deberá comprometerse con el distrito comercial central de la ciudad durante al menos 10 años, crear programas de capacitación para los residentes de DC y dedicar algunos contratos a las empresas locales. Estos mandatos son similares a otros programas de incentivos de DC, pero este fondo también incluiría una estipulación de la era COVID. Consiste en que cualquier beneficiario deberá exigir a los empleados que pasen al menos el 50% de su tiempo en el espacio de oficinas del centro. Esto podría ayudar a la recuperación de la zona a medida que sale de un año particularmente difícil y azotado por una pandemia. Se proyecta que el fondo crearía 3,000 nuevos empleos y hasta 9,000 empleos directos debido a su impacto en los restaurantes y tiendas que reciben apoyo de los trabajadores del centro.


Según Falcicchio, quien también es el jefe de personal de Bowser, menciona que este programa de incentivos podría desempeñar el papel que alguna vez. Desempeñó el crédito fiscal de la Compañía Calificada de Alta Tecnología (QHTC). Ese programa para las empresas de tecnología generó beneficios que van desde reducciones de impuestos sobre las ganancias de capital hasta exenciones de impuestos a la propiedad, pero el consejo lo ha terminado de manera efectiva después de despojarlo de fondos en los últimos dos ciclos presupuestarios. Falcicchio espera mitigar las críticas con la estructura de este nuevo programa, que dijo que tendría una “puerta de entrada” para los solicitantes de DMPED. Con este fondo viviendo bajo su agencia, a diferencia de la estructura más incierta que tuvo QHTC, se espera dejar en claro quién recibe dinero de incentivo y por qué, para que así no existan dudas ni cuestionamientos.

0 vistas0 comentarios