Liderazgo con Valores

Actualizado: abr 27

Posiblemente hasta hace unos años lo más importante en un buen líder era conseguir resultados, tomando decisiones correctas a corto y medio plazo. Ahora ser líder implica, además de eso, inspirar y movilizar a las personas, sacando lo mejor de ellas y desarrollando sus capacidades más allá de lo que ellos podían imaginar.


Si bien el liderazgo siempre ha sido crucial en la dirección de las organizaciones, en estos últimos tiempos hemos comprobado hasta qué punto resulta estratégico y, sin duda, marca la manera tan diferente en que unas empresas y otras se han enfrentado a las nuevas situaciones que han ido surgiendo.


En el último año hemos vivido momentos muy especiales, en los que hemos necesitado líderes capaces de gestionar la incertidumbre, tomar decisiones rápidas y llevarlas a cabo ágilmente y, muy importante, generar confianza a su alrededor manteniendo a los equipos unidos y motivados para conseguir resultados en ese nuevo entorno. Líderes con visión suficiente para diferenciar aquello que es coyuntural, que necesita una rápida decisión táctica, de lo que es estructural y va a transformar definitivamente el mercado y los modelos de negocio, para ir avanzando en esa línea de manera estratégica.


Contar con un equipo de mandos sólido, preparado y alineado, no se consigue en poco tiempo ni se puede empezar a formar cuando surge la necesidad. Hay que ir consolidándolo poco a poco, desarrollando sus capacidades de manera constante y dándoles oportunidades para enfrentarse a experiencias nuevas y enriquecedoras. El liderazgo integral, es aquel que combina competencias de un líder racional, líder emocional y líder con Valores. Liderar con Valores significa actuar siempre fiel a unos principios que, además, resultan de gran ayuda en momentos de incertidumbre, ya que permiten no perder el foco en lo importante y orientar las decisiones. Significa coraje para tomar decisiones aunque sean difíciles; responsabilidad para afrontar lo que viene; ganar día a día la confianza de las personas con cada acto, y humildad para no pretender tener todas las respuestas sino saber formular las preguntas.

3 vistas0 comentarios