• Carlos Quintero

La orden de suspensión de inmigración en Estados Unidos podría excluir a los trabajadores de la salu


El presidente Donald Trump, anunció la suspensión temporal de la inmigración en el país, argumentó que esta es una medida para contener las consecuencias de la pandemia de coronavirus.


Sin embargo, esta medida tendría exclusiones para las personas que buscan trabajo en "producción de alimentos y que ayudan directamente a proteger la cadena de suministro”, lo que se podría aplicar a los trabajadores del sector agrícola. Además de los profesionales de la salud o la investigación médica, que actualmente luchan contra el coronavirus.


Por otra parte lo trabajadores de la industria de la tecnología que viven en el país, con visas H-1B, deben proporcionar certificaciones actualizadas al gobierno de que no están desplazando a los trabajadores estadounidenses.


En cuanto a los refugiados y los solicitantes de asilo, tampoco se verán afectados por la nueva orden, así como sus cónyuges e hijos de ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes.


Con este nueva orden ejecutiva funcionarios de la Casa Blanca, dicen que el presidente busca revivir la economía después de la crisis que produjo el coronavirus; así como la protección del trabajador marginal.


En el borrador Trump, dijo: "He determinado que no podemos impulsar la economía doméstica si los estadounidenses se ven obligados a competir contra un grupo de trabajadores artificialmente ampliado causado por la introducción de trabajadores extranjeros". "He determinado que la entrada de la mayoría de los extranjeros como trabajadores permanentes o temporales en el período inmediato tendría un impacto negativo en el interés nacional".


Por el momento el efecto del impacto no está claro, aunque las agencias de inmigración y las embajadas ya dejaron de emitir visas. Y la admisión de refugiados se encuentra suspendida desde el pasado 19 de marzo, cuando la ONU y agencias de migraciones detuvieran los viajes. La suspensión de Estados Unidos, se extendió hasta el 15 de mayo.


En días anteriores funcionarios de la Casa Blanca, habían solicitado al Departamento de Seguridad Nacional en trabajar en una prohibición. Sin embargo el anuncio del presidente mediante su cuenta en Twitter, sorprendió a muchos de los funcionarios de inmigración.


Trump ha citado al virus como evidencia para mantener el rumbo en su agenda, restringiendo aún más las fronteras de Estados Unidos y presionando para fabricar más productos a nivel nacional.


Por su parte el senador republicano Chuck Grassley de Iowa, comentó que no sabe si esta medida tenga mucho sentido. Señaló: "Hemos sido una nación acogedora y necesitamos personas".


Mientras que el senador republicano Ted Cruz de Texas, respaldo tal decisión. "Creo que esta es una medida razonable a corto plazo, una medida de emergencia razonable", señaló Cruz.


Recordemos que en semanas anteriores el presidente ya restringió los accesos fronterizos para combatir la propagación de la pandemia, además impuso limitaciones a los viajes desde China, Europa.


Asimismo Trump, ha sugerido a las agencias federales a comenzar a preparar a los trabajadores para un regreso a sus oficinas. Se ha observado que se han reabierto sectores en el país, esto a pesar de la escasez generalizada de pruebas y advertencias de una segunda ola.


2020 DelfinoCo Negocios.

All rights reserved: DelfinoCo