La economía de EE. UU. envía señales que podría alterarnos


Actualmente la economía de EE.UU. puede ser algo confusa ya que, muchos no saben hacia dónde va a ir dirigida. El crecimiento parece estar decayendo, las ventas de viviendas están cayendo y los economistas advierten sobre una posible recesión en el futuro. Pero los consumidores siguen gastando, las empresas siguen registrando ganancias y la economía sigue agregando cientos de miles de puestos de trabajo cada mes. En medio de todo esto, los precios se han acelerado a máximos de cuatro décadas, y la Reserva Federal está tratando desesperadamente de apagar las llamas inflacionarias con tasas de interés más altas. Eso está haciendo que los préstamos sean más caros para los hogares y las empresas. La Fed espera lograr el triple eje de la banca central: desacelerar la economía lo suficiente como para frenar la inflación sin causar una recesión. Muchos economistas dudan de que la Fed pueda lograr esa hazaña, el llamado aterrizaje suave.El aumento de la inflación suele ser un efecto secundario de una economía al rojo vivo, no el tibio ritmo actual de crecimiento. Muchos comparan este momento económico como el de 1970, cuando había una gran inflación y el crecimiento era lento. Estados Unidos aún no está allí. Aunque el crecimiento parece estar fallando, el mercado laboral todavía parece bastante sólido. Y los consumidores, cuyo gasto representa casi el 70% de la producción económica, siguen gastando, aunque a un ritmo más lento. Así que la Fed y los pronosticadores económicos están todavía especulando. Esto debido a que, no tienen experiencia analizando el daño económico de una pandemia global. No pudieron anticipar la recuperación espectacular de la economía de la recesión de 2020, o la inflación furiosa que desató. Incluso después de que la inflación se acelerara en la primavera del año pasado, el presidente de la Fed, Jerome Powell, y muchos otros analistas restaron importancia al aumento de precios como una mera consecuencia "transitoria" de los cuellos de botella en la oferta que desaparecerían pronto.

Ahora el banco central se está poniendo al día. Ha elevado su tasa de interés de referencia a corto plazo tres veces desde marzo. El mes pasado, la Fed aumentó su tasa en tres cuartos de punto porcentual, su mayor aumento desde 1994. Se espera que el comité de formulación de políticas de la Fed anuncie otro aumento de tres cuartos de punto el miércoles. A los economistas ahora les preocupa que la Fed, al haber subestimado la inflación, reaccione de forma exagerada y aumente las tasas cada vez más, poniendo en peligro la economía. Advierten a la Fed contra el endurecimiento del crédito de manera demasiado agresiva.

0 visualizaciones0 comentarios