Janet Yellen pide a la UE que reconsidere sus planes sobre el impuesto digital

La Secretaria del Tesoro de EE UU cree que no es necesario tras el acuerdo para un impuesto mínimo global a las multinacionales y que perjudica a las empresas estadounidenses.


Yellen fue clara al respecto durante la rueda de prensa que ofreció este domingo desde la ciudad véneta, donde se celebró la reunión entre los ministros de Finanzas y los gobernadores de los bancos centrales del bloque. El acuerdo del sábado “invita a los países a desmantelar las tasas digitales existentes que EE UU considera discriminatorias, y a abstenerse de instaurar medidas similares en el futuro”. Uno de los problemas es que ocho países no han firmado el acuerdo del G-20, que valida el consenso entre más de 130 países alcanzado en el seno de la OCDE el 1 de julio. Entre ellos, hay tres naciones de la UE: Irlanda, Hungría y Estonia. Y eso puede complicar la homogeneidad de la medida.


Los ministros de Finanzas del G-20 aprobaron el acuerdo, que definieron como “histórico”, para la imposición de un impuesto mínimo a las multinacionales, con el objetivo de frenar la elusión fiscal y la carrera a la baja en el impuesto de sociedades. La OCDE llevaba más de siete años trabajando en un proyecto conocido como Marco Inclusivo sobre BEPS (erosión de la base imponible y el traslado de beneficios), en el que participan más de 130 países, para que las multinacionales tributen donde tienen el negocio y no donde les resulte más barato.

0 vistas0 comentarios