Israel: Médicos en Zonas de Guerra

Actualizado: jun 19

La pandemia generada por la Covid-19 a nivel mundial ha llevado a muchos países a tiempos de recesión económica, muchos gobiernos cerraron sus fronteras y su comercio internacional. El virus no discrimina frente a clase social, nivel de educación o nacionalidad. Y son las personas que viven en países afectados por conflictos armados los que han sufrido aún más los efectos negativos por la Covid-19, principalmente su protección frente los ataques y la entrega de ayuda humanitaria.


Fuera de las muertes y las lesiones, el empobrecimiento, los desplazamientos y la falta de acceso a servicios esenciales que son consecuencias de los conflictos armados, las poblaciones afectadas ahora se enfrentan a un peligro invisible. En zonas en las cuales el distanciamiento social es como menciona el Comité Internacional de la Cruz Roja un lujo imposible.

Dentro del caos ocasionado por las guerras y conflictos armados los hospitales son el principal punto de reunión ante lesiones por el fuego cruzado. El Dr. Alejandro Roisentul, cirujano maxilofacial argentino que fue nombrado personalidad destacada en el ámbito de los derechos humanos en Argentina, actualmente reside en Israel y tiene experiencia en trabajar como médico en zonas de guerra. En su entrevista para DelfinoCo Perspectivas Alejandro menciona que "Uno aprende ya de muy temprano lo que es la convivencia y lo que es no estigmar a la gente sino aprender a mirar a la gente por lo que son".


Los médicos en estas zonas de guerra tienen en sus manos la opción de ayudar o no a un ciudadano enemigo, ya que el ayudar a un ciudadano enemigo significa en muchas ocasiones dejar de atender a un ciudadano aliado. Roisentul comentó "Hay dos partes. Una que nosotros vemos a gente que están consideradas como enemigos y ellos también nos ven a nosotros como médicos, como trabajadores de salud, como enemigos entonces es una situación muy estresante".


Actualmente los israelíes ya no están obligados usar mascarillas en espacios abiertos, esta medida está vigente desde mediados de abril, y la mayoría de limitaciones contra la propagación de la pandemia se levantaron después de que el país llevara a cabo un rápido proceso de inoculación por el que inmunizó a más de la mitad de su población en poco más de tres meses.



1 vista0 comentarios