• Carlos Quintero

Grandes compañías afirman que podrían mantener a sus empleados trabajando desde el hogar


Actualmente los estadounidenses esperan regresar a la normalidad después de la pandemia. Sin embargo, para muchos de estos esta normalidad no significa que podrán regresar a sus oficinas. Aunque trabajar desde sus hogares podría ser una medida que podría estar siendo normalizada por muchas empresas en el futuro.


Compañías como Mondelez, Nationwide y Barclays, se han expresado en favor del trabajo desde el hogar y un espacio reducido desde las oficinas.


Cabe señalar que la propagación del coronavirus obligó a muchas de las compañías a tomar esta medida, para evitar un mayor brote del virus. Muchas de las compañías han observado que la productividad no ha sufrido, por lo que los empleados pueden no necesitar regresar a las oficinas.


El pasado miércoles Nationwide, anunció transición permanente a un modelo de trabajo híbrido. Es decir la compañía continuará con sus operaciones en las cuatro principales sedes en: Ohio; Des Moines, Iowa; Scottsdale, Arizona; y San Antonio. Mientras que el resto de sus ubicaciones permanecerán cerradas y los empleados trabajando desde sus hogares.


Kirt Walker CEO de Nationwide, dijo: “Hemos estado invirtiendo en nuestras capacidades tecnológicas durante años, y esas inversiones realmente valieron la pena cuando tuvimos que hacer una transición rápida a un modelo de trabajo desde el hogar del 98%".


"Nuestros asociados y nuestro equipo de tecnología nos han demostrado que podemos servir a nuestros miembros y socios con un cuidado extraordinario con una gran parte de nuestro equipo trabajando desde casa", agregó.


Por su parte Dirk Van De Put, CEO de la compañía de alimentos Mondelez, afirmó que están haciendo ajustes que facilitarán la recesión de la compañía, incluido un replanteamiento del lugar donde trabaja la gente.


Acotó que "tal vez no necesitamos todas las oficinas que tenemos actualmente en todo el mundo. Por lo tanto, se está realizando un gran esfuerzo en relación con los costos en el negocio”.


Jes Staley, CEO de Barclays, también se pronunció ante este hecho y dijo: "Habrá un ajuste a largo plazo en cómo pensamos acerca de nuestra estrategia de ubicación... la noción de poner a 7.000 personas en un edificio puede ser cosa del pasado".


Esto podría desembocar en tiempos más difíciles en la industria de los bienes raíces comerciales. Recordemos que la propiedad comercial disminuyó un 1.3% desde que se inició la pandemia, según el Índice de precios de propiedad comercial de Green Street.

En las primeras semanas de haberse propagado el virus, alrededor de 2.600 prestatarios con préstamos de valores respaldados por hipotecas comerciales necesitaban un alivio potencial de la deuda, según Fitch Ratings.


Mientras tanto los administradores y diseñadores de propiedades ya están anticipando el diseño y los diseños de futuros espacios de oficinas, esto se debe a que podrían ser reforzadas las medidas de distanciamiento social para los empleados.


2020 DelfinoCo Negocios.

All rights reserved: DelfinoCo