Elecciones Presidenciales en Perú y el Fraude suave

Actualizado: jun 12

El pasado 6 de junio se llevó a cabo la 2da vuelta de las elecciones presidenciales de Perú, siendo los candidatos Pedro Castillo del partido Perú Libre y Keiko Fujimori del partido Fuerza Popular los que se disputan el asiento presidencial. En la primera vuelta sede un colapso por parte de los antiguos partidos políticos, un aumento de candidatos independientes y un alto interés por parte de los votantes jóvenes en la búsqueda de nuevas voces políticas.

Quedando dos actores que representan la derecha y la extrema izquierda. Desde la primera a la segunda vuelta, el descontento de la gente ha sido evidente, donde Castillo se ha visto como el candidato favorito en algunas regiones por la poca o nula confianza a Keiko Fujimori por los temas de corrupción en los que se le ha involucrado y el pasado de su padre, el expresidente Alberto Fujimori.


Ante el apretadísimo proceso de conteo de actas por parte de la ONPE (Oficina Nacional de Procesos Electorales) se ve la renuencia a soltar la posibilidad del sillón presidencial por el lado del fujimorismo, esto se ve claramente en la solicitud presentada al JNE (Jurado Nacional de Elecciones) el miércoles 9 de junio por parte del partido Fuerza presentando 802 recursos de nulidad para dejar sin efecto la votación que Pedro Castillo, de Perú Libre, obtuvo en algunas mesas de sufragio.


Existen cuestionamientos ante un posible fraude sistemático. Claudio Fantini, analista político internacional, en su entrevista para DelfinoCo Negocios menciona que “el fraude suave es algo que se hace posible cuando la diferencia entre el ganador y el segundo es muy ínfima, entonces esos votos se ponen a revisión (…) cuando haya una fuerte presión externa esa presión puede lograr imponer una subjetividad que oriente el recuento y la revisión en un sentido determinado (...) un fraude casi imperceptible”, ante ello Fantini también recalca que hay que esperar el resultado por parte de la entidad oficial “no se puede afirmar que Pedro Castillo es el presidente, pero es claramente quién está señalando como ganador el escrutinio”.


En definitiva, el próximo Gobierno heredará una situación económica complicada y se hace más complicada por la situación política y la coyuntura internacional que se vive en estos tiempos pandémicos, serán la reorganización y alianzas con nuevos integrantes en su equipo de gobierno el cual permitirá brindar algo de calma a los mercados, Fantini resalta entre ellos a Pedro Francke del cual mencionó “Pedro Francke es un garantía de que un gobierno de Pedro Castillo no transitaria hacia las sendas del chavismo o hacia cualquier modelos de ese tipo, pero uno no puede estar seguro que eso va a ocurrir, pero esa es la señal que empezó a dar”



2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo