• Carlos Quintero

El gobierno sueco adopta medidas menos estrictas contra la propagación del COVID-19


El gobierno sueco ha implementado una medida distinta a muchos otros países frente a la actual pandemia del coronavirus. Y es que en las próximas semanas se podrá determinar si la estrategia del epidemiólogo sueco Anders Tegnell es brillante o, como muchos expertos fuera de Suecia creen, ignorante. 


Por el momento en Suecia existen medidas menos estrictas para contener la propagación del coronavirus. Las reuniones de más de 50 personas están prohibidas, sin embargo los ciudadanos continúan realizando compras, visitando restaurantes, trabajando y enviando a niños menores de 16 años a la escuela.


Sin embargo esta estrategia ha traído una mayor tasa de mortalidad, en comparación con países vecinos. Hasta el pasado 10 de mayo, Suecia registraba 31 muertes por 100.000 habitantes, frente a Dinamarca con 9 y Noruega con 4. Cabe señalar que muchas de las muertes fueron personas adultas en hogares para ancianos, y el gobierno admitió haber estado mal atendidas.


Tegnell, argumentó que aproximadamente el 25% de los suecos han sido expuestos. Dijo que cuantas más personas sean inmunes, más difícil será que el virus se propague. Esta es una estrategia realmente arriesgada, en comparación con países que han adoptado el modelo de la cuarentena total, para contener la propagación de virus. 


El gobierno sueco confía en que sus ciudadanos mantengan medidas de distanciamiento social, y que se queden en casa si se encuentran enfermos. Así como mantener el número de casos lo suficientemente bajo para que los hospitales no se vean abrumados.


Aislando a las personas con mayor vulnerabilidad, y permitiendo que la enfermedad se propague gradualmente en el resto de la población, donde en la mayoría de los casos presentaran leves síntomas. “La estrategia sueca es sostenible durante mucho, mucho tiempo”, dijo Tegnell.


En diferentes encuestas los ciudadanos suecos han apoyado el modelo adoptado. “Suecia no parece estar mucho peor en términos de propagación del virus que los países con medidas más estrictas”, dijo Victoria Denie, quien es propietaria de una boutique de ropa en las afueras de Estocolmo. 


Por su parte Michael Ryan, que dirige el programa de emergencias sanitarias de la OMS, dijo: “Esta ha sido una primavera difícil para nosotros los suecos, pero es aceptable. Si queremos alcanzar una nueva normalidad, en muchos sentidos, Suecia representa un modelo futuro”.


En cuanto al alto número de muertes en los hogares para ancianos, se debió a la tardanza en restringir las visitas. Es importante señalar que las autoridades de Estocolmo enviaron un correo electrónico el 11 de marzo diciendo que no tenía derecho legal de prohibir a los visitantes. 


Además en muchos casos los trabajadores hayan estado expuestos al coronavirus, por lo que es probable transportaron el virus a sus lugares de trabajo.


Actualmente en Suecia existe una población generalmente resistente a las enfermedades y la tasa de obesidad más baja del mundo, una condición que hace que Covid-19 sea más mortal. Así como alrededor de la mitad de los hogares en Estocolmo son solteros, lo que permite un distanciamiento social más fácil.


Finalmente Tegnell, dijo: “Si miras la curva con el tiempo, está bastante claro ahora que está disminuyendo lenta pero seguramente. A medida que se calienta, significa que estás más en el entorno donde el virus no puede prosperar y propagarse tan rápido”.

2020 DelfinoCo Negocios.

All rights reserved: DelfinoCo