• Carlos Quintero

El gobernador Larry Hogan anunció primera fase de reapertura en el estado


Larry Hogan gobernador de Maryland, anunció que se levantara la medida de quedarse en casa a partir del viernes a las 5:00 pm. Esto debido a la disminución de casos y hospitalizaciones las últimas dos semanas.


El gobernador permitirá que los servicios de fabricación, venta minorista, cortes de cabello y adoración se reanuden con limitaciones. Esto a pesar que la lucha contra el virus, está lejos de concluir, Hogan dijo que el estado "ahora al menos puede comenzar a recuperarse lentamente".


Por otra parte, instó a los residentes de mayor riesgo como las personas adultas y las comunidades vulnerables, a permanecer en sus hogares. Así como el uso de mascarillas faciales áreas públicas y tiendas, además de continuar practicando el distanciamiento social.


Sin embargo, tal decisión no ha sido aceptada por todos, ya que La Dra. Leana Wen, ex comisionada de salud de Baltimore, y ahora profesora en la Universidad George Washington, dijo no estar segura de que el estado esté listo para una reapertura.


"Mi preocupación es si tenemos la infraestructura de salud pública - la prueba, el rastreo de contactos y la capacidad de aislamiento - para dar estos pasos. Si no lo hacemos, entonces pasar a la fase uno es una receta para el fracaso, con la certeza de nuevas infecciones y otra ronda de bloqueos", señaló Wen.


El presidente del Senado, Bill Ferguson, demócrata de Baltimore, dijo que estaba "sorprendido por lo rápido que entrarán en vigencia las nuevas órdenes".


“Probablemente habrá preguntas pendientes sobre temas como el cuidado infantil para los trabajadores y una orientación clara para los establecimientos minoristas. Tengo la esperanza de que los ejecutivos locales brinden una guía más práctica para sus residentes", agregó.


Tal decisión se produce después que se anunció la disminución de los casos en el estado. Por otra parte, la economía en Maryland se ha visto sacudida por los cierres. Cientos de miles están desempleados y luchan por recibir beneficios de un sistema abrumado.


Hogan anunció que las tiendas minoristas pueden reabrir con un 50% de su capacidad, además incentivando el servicio y entrega en la acera. Se espera que estén reabriendo vendedores de ropa y calzado, peluqueros para mascotas, lavaderos de autos, galerías de arte y librerías.


Las peluquerías y los salones de belleza también reabrirán con el 50% de capacidad, y solo con cita previa. Haciendo referencia a las iglesias y lugares de culto pueden comenzar a realizar servicios religiosos hasta en un 50% de su capacidad, se instó a que los servicios sean celebrados al aire libre.


Sin embargo esta orden permite a los gobiernos locales la opción de retener medidas más estrictas. El gobernador Hogan, dijo: "Estamos brindando un enfoque flexible, basado en la comunidad, que faculta a los líderes individuales del condado a tomar decisiones con respecto a la reapertura de la etapa uno en sus jurisdicciones".


Señaló que los líderes del condado de Prince George y del condado de Montgomery han dejado en claro que no están listos para reabrir, debido a sus altas tasas de infección.

Otros líderes han comentado que estarán en discusiones con los funcionarios de la salud, para decidir sus próximos pasos. Los miembros de la Junta de Comisionados del Condado de Carroll planean discutir el plan de Hogan, en su reunión del jueves.


La Cámara de Comercio de Maryland, se manifestó sus preocupaciones ante las diferentes reglas que podrían darse. Christine Ross, presidenta de la Cámara, dijo que las variaciones regionales podrían ser particularmente difíciles para las compañías que operan en múltiples partes del estado.


En un comunicado señaló, que "este enfoque de mosaico podría resultar perjudicial para los empleadores y sus empleados, que ya se encuentran en medio de una situación de crisis difícil y en evolución".


Mike O'Halloran, director estatal de la Federación Nacional de Negocios Independientes, dijo "esas pequeñas empresas se enfrentan a un nuevo desafío y ahora preguntan: ¿qué decidirá mi gobierno local?".


En cuanto a los servicios religiosos, algunos de los líderes comentaron estar sorprendidos con la orden emitida por el gobernador. La Diócesis Episcopal de Maryland no permitirá ningún servicio de adoración en persona este fin de semana y emitirá directivas más específicas la próxima semana, dijo Carrie Graves, "la seguridad de nuestros feligreses es nuestra prioridad número 1", acotó.


Howard Libit, director ejecutivo del Consejo Judío de Baltimore, espera pocos servicios de Shabat en persona este fin de semana. "En general, la mayoría de las sinagogas se tomarán su tiempo para ver cómo las cosas pueden reanudarse de manera segura".


El gobernador Hogan, advirtió a pesar de avanzar hacia la reapertura del estado, esto "no significa que estemos seguros o que esta crisis haya terminado", dijo Hogan. "Bajo riesgo no significa que no haya riesgo".


Asimismo comentó que de no presentarse un aumento en las hospitalizaciones el uso de la UCI o los brotes con las actividades ampliadas, podría ser aplicado la segunda fase de reapertura en el estado.


Señaló que el virus "será parte de nuestra vida diaria y los brotes potenciales continuarán siendo una amenaza mortal hasta que una vacuna esté ampliamente disponible".


En cuanto al ritmo para la reapertura, señaló que dependerá en gran parte de las acciones de los residentes. "Si todos se vuelven locos y hacen cosas que no son seguras", las infecciones podrían aumentar nuevamente y retrasar el progreso.


La medida de Hogan pone al estado ligeramente fuera de sincronía con sus vecinos. Ya que la alcaldesa Bowser, extendió la orden de mantenerse en casa hasta el próximo 8 de junio. Mientras que en Virginia, el gobernador Northam, mantendrá los condados del norte de Virginia bajo estrictas restricciones hasta al menos el 29 de mayo, sin embargo el resto del estado comienza una reapertura gradual el viernes.


2020 DelfinoCo Negocios.

All rights reserved: DelfinoCo