Desarrolladores quieren convertir el metro de West Falls Church en un centro de uso mixto


Se viene un gran desarrollo diseñado para revitalizar el área alrededor de la estación de metro de West Falls Church. Un equipo de ETA, Hoffman & Associates y Rushmark Properties espera construir un proyecto de casi 1 millón de pies cuadrados en un terreno que rodea la estación, sin embargo se necesitan algunas modificaciones al plan integral del condado para asegurar cambios de zonificación. La comisión de Planificación del Condado de Fairfax está preparada para tomar una enmienda integral al plan la próxima semana, un paso preliminar pero necesario para que el proyecto pueda avanzar.


El desafío para los desarrolladores será convencer a los funcionarios del condado para que adopten estos planes, ya que algunas personas que viven cerca han planteado objeciones persistentes al impacto del desarrollo en el tráfico local, considerando que se encuentra justo al lado de la concurrida intersección de la Ruta 7 y Haycock Road. La remodelación en curso de la adyacente George Mason High School, cuenta con 1.4 millones de pies cuadrados dirigidos por ELLA, Hoffman y Regency Centers Corp, ha. Agravado esos temores.


Por otro lado están los planes de Virginia Tech para el área. La enmienda al plan de compensación despejaría el camino para la densa remodelación del Northern Virginia Center de la universidad, pero la escuela ha cancelado una asociación con Rushmark y Hitt Contracting para una revisión del campus sin mucha explicación. Sin él, habría un agujero en medio de dos nuevas comunidades de uso mixto, en lugar de la conexión perfecta que los desarrolladores esperan ver. Los desarrolladores del sitio de Metro tienen la esperanza de que el condado vea los cambios de zonificación como una forma necesaria de impulsar a Virginia Tech a volver a encarrilar esos planes. De esta manera. Ven su proyecto como uno que realmente mejorará las condiciones del tráfico en el área.


Aparte de esto, se creo una controversia por las preocupaciones sobre cuántos automóviles podría traer el proyecto al área, lo que hace que el lugar sea problemático para los peatones. Sin embargo, un grupo de trabajo comunitario pasó más de dos años estudiando él área para la aprobación de estos cambios. Según Goldman, el desarrollo en realidad resolverá muchos de estos problemas de tráfico, fomentando una nueva dependencia del Metro al traer más hogares a su puerta y facilitar el caminar hasta allí para las personas que viven en el área. La intersección de la Ruta 7–Haycock es el sitio de un proyecto de mejoramiento de $15.7 millones, y que otras entidades estatales y regionales también han invertido dinero en mejoras de infraestructura que rodean el Metro.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo