Cómo afianzar los lazos comerciales con Israel


Datos y consejos para negociar con un país que apunta a la innovación tecnológica y a la producción con valor agregado

Con una extensión de más de 20.000 kilómetros cuadrados y siendo un país relativamente chico, comparable con la provincia de Tucumán, Israel consume muchos productos argentinos gracias al Tratado de Libre Comercio firmado con el Mercosur el 18 de diciembre de 2007. Fue el primer acuerdo comercial firmado por el bloque fuera del continente americano y entró en vigencia en 2011 contemplando unas 9300 posiciones arancelarias. El saldo de la balanza comercial, según datos de 2016, beneficia a la Argentina, que exportó 196 millones de dólares. Y para el primer semestre de 2017 las exportaciones alcanzaron los 89 millones de dólares. Con estos datos alentadores nos introduciremos en los consejos útiles a la hora de querer hacer negocios con la cultura israelí. Si usted está pensando en viajar para participar de una feria comercial o reunión de negocios, sepa que la ciudad de Tel Aviv es una ciudad cosmopolita y es el centro neurálgico donde convergen los centros de negocios en Israel. En otras palabras, es el lugar donde se concentran la mayoría de las empresas y muchísimas ferias comerciales sectoriales; entre las más importantes se destacan Agritech Israel (agroindustria) Med in Israel (medicina), Hls and Ciber Conference (ciberseguridad), Watec Israel (tecnología en temas de agua), Isra Food (feria internacional de alimentos). Cuando hablamos de Tel Aviv no podemos dejar de mencionar la Avenida Rothschild, donde se ubican las empresas y startups más conocidas de Israel. El Estado incentiva, junto a las universidades, aquellas iniciativas tecnológicas que han posicionado al país como uno de los más emprendedores en este campo: una de las empresas más reconocidas es Waze, sobre información de tránsito.




El pulso de la vida económica israelí maneja un tiempo disímil al de nuestro país, ya que nosotros trabajamos de lunes a viernes; nuestros días de descanso son los sábados y los domingos. No es un detalle menor, dado que en Israel se trabaja de domingo (que es un día hábil) a jueves, aunque el viernes también se trabaja pero de una forma más relajada. Algunos lugares no trabajan y otros trabajan medio día, es como un sábado para nosotros. A la hora de agendar reuniones, no es conveniente hacerlo para un viernes por la noche dado que empieza el Shabat (el ritual de descanso semanal de los creyentes del judaísmo), y el sábado es un día de descanso. En cambio, arreglar una reunión un domingo para llevar a cabo un proceso de negocios es una muy buena opción, ya que empieza la semana laboral. Los desayunos son una muy buena opción para realizar una reunión: son comidas muy abundantes y con diversidad de platos como ensaladas, quesos, aceitunas, variedad de pescados y el tradicional shakshuka, un plato de la comida de Medio Oriente preparado con tomates guisados, especias y huevos. Si organiza una reunión para el horario de la cena, tenga en cuenta que en Israel se suele cenar temprano, aproximadamente a las 20. Ya entrados en materia, a los israelíes les gusta ser concretos, por lo que ser directos en las negociaciones será altamente apreciado a pesar de su informalidad. Es un país donde no se suele saludar con besos, por tanto a las mujeres y a los hombres se los saluda dando la mano. En cuestión de cómo vestirse ante una reunión, hay que destacar que el israelí es informal, no se usa saco ni corbata –salvo en algunas ocasiones, por ejemplo si se tiene que reunir con un directivo de una importante empresa o algún funcionario del gobierno–. Con respecto a las tarjetas personales, la entrega es poco protocolar: generalmente se dan al inicio de la reunión y lo mejor es que estén en inglés, idioma en el que se concretan la mayoría de los negocios. Como es un país generador de tecnología y facilitador de la misma, no está mal visto utilizar el WhatsApp con la contraparte negociadora. Un dato curioso: el gesto que hacemos con la mano como un “montoncito” significa para ellos “dame un minuto”. Por último, pero no menos importante, resalto que hoy en día Israel apunta a la innovación en el mundo de la tecnología y la producción, generando valor agregado, por lo que acercar propuestas con este perfil será la mejor manera de concretar un socio comercial. Balanza Comercial





Exportaciones a Israel

  • Carne Bovina Congelada US$ 115 millones

  • Filetes de Pescado US$ 6,8 millones

  • Harina de Soja US$ 26,1 millones

  • Otras Frutas y Nueces US$ 8,48 millones

  • Legumbres Secas US$ 5,57 millones

  • Manzanas y Peras US$ 1,99 millones

Importaciones desde Israel

  • Plaguicidas US$ 27,2 millones

  • Medicamentos US$ 5,04 millones

  • Teléfonos 14,7 US$ millones

  • Equipos de navegación US$ 2,04 millones

  • Instrumentos Médicos US$ 7 millones

  • Placas de Herramientas US$ 3,32 millones


1 vista0 comentarios