2020 DelfinoCo Negocios.

All rights reserved: DelfinoCo

  • Carlos Quintero

Aprobado el plan del gobernador Hogan para implementar peajes en la I-270


El pasado miércoles se aprobó el plan del gobernador Larry Hogan, con el fin de implementar peajes en Capital Beltway y la Interestatal 270. Lo que permite que el estado empiece a solicitar propuesta para este enorme proyecto de expansión de carreteras.

La Junta de Obras Públicas aprobó este proyecto como una asociación con fondos públicos y privados. El gobernador Hogan ® y el contralor Peter Franchot (D), votaron a favor de la propuesta, argumentando que esta medida sería un impulso para la economía. Por otra parte Nancy K. Kopp (D), y quien representa a la Asamblea General se opuso, explicó que el estado no mostró como esta medida tenía sentido financiero o dañaría el medio ambiente.

Recordemos que la junta había aprobado la propuesta el pasado mes de junio. Sin embargo debió reconsiderarla luego de algunos cambios realizados por el gobernador. Afirmó que fue "la votación más histórica que hemos tomado en 20 años en la Junta de Obras Públicas".

Por lo que agregó que estos peajes "comenzarán a resolver lo que ha sido el problema número uno en la región de la capital de Washington durante décadas". Catalogándolo de un “logro monumental” para todo el estado de Maryland y DC.

Tal propuesta parecía haber quedado de un lado, luego que el mes pasado Franchot se opusiera a los cambios planteados por el gobernador. Sin embargo, ambos llegaron a un acuerdo proporcionando al gobernador un apoyo mayoritario en la junta de tres miembros.

El departamento de Transporte de Maryland, afirmó que la primera fase de construcción se realizará entre el lado de Virginia, del Puente de la Legión Americana y el espolón de la Interestatal 270, y a la parte inferior de la I-270 entre la circunvalación y la Interestatal 370.

Abriendo una controversia en la I-270 y la I-95, que requerirá una ampliación que podría destruir casas y algunos parques públicos, por lo que se estará decidiendo en una fecha posterior, aunque no ha sido especificada.

Franchot comentó haber escuchado las preocupaciones de los activistas ambientales. Pero a su vez manifestó la importancia de un mayor tránsito masivo, por lo que el estado necesita la ampliación de la circunvalación.

Es por esto que afirmó que, “simplemente tenemos que hacerlo. En este momento, la congestión está dañando nuestra economía, no solo la economía regional, sino toda la reputación del estado. Se está volviendo inaceptable quedarse quieto y no hacer nada".

Según el diseño del plan, las compañías estarán a cargo de la construcción de los carriles en las carreteras, así como de la finacianción del proyecto. A cambio de quedarse con la mayor parte de los ingresos por peaje a largo plazo, sin costo para el estado.

Greg Slater administrador de la carretera estatal de Maryland, después de la aprobación de la junta afirmó que espera obtener el contrato para la primavera de 2021.

Comentó además que los carriles comenzaran a construirse por fases, comenzando en el lado de Virginia del Puente de la Legión Americana y trabajando gradualmente alrededor de la circunvalación antes de extender hasta la I-270.

Emmet Tydings, miembro de un comité de ciudadanos le dijo a la junta que los nuevos carriles de Maryland, coincidirán con los planes a largo plazo para una red regional de carriles de peaje.

Slater dijo que estará presentando un plan de tarifas para el peaje, que será evaluado por la opinión pública. De igual forma dijo que los precios aumentarán a medida que los carriles se congestionen más, para mantenerlos fluyendo a un mínimo de 45 mph.

Nancy k. Kopp, afirmó que se opuso a esta medida ya que los funcionarios no proporcionaron suficiente información de cómo una asociación público-privada podría ser el mejor enfoque para realizar este plan.

Comentó que estuvo de acuerdo con la circunvalación, además de ser consciente de que el Puente de la Legión Americana, necesita alivio del tráfico. Sin embargo cuestionó el hecho de cómo la expansión de las carreteras ayudaría al estado a cumplir sus objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero.