Las apreciaciones crediticias infladas dejan grandes riesgos a los inversionistas.


A partir de la última década las apreciaciones crediticias han sufrido de manera desproporcionada, representando un peligro real para los prestatarios ya que significaría una deuda de miles de millones de dólares.

Economistas y especialista de Goldman Sachs Group Inc. como de Moody's Analytics, apoyándose en la investigación de la Reserva Federal, aseguran que este aumento en las calificaciones crediticias a medida que la economía se expandió ha llevado a una "gran inflación".

Asimismo, los deudores sufren más contracciones de lo que indican sus evaluaciones puestos que las métricas no tienen en cuenta la economía, deformando la percepción de la capacidad de los acreedores a fin de realizar los pagos de facturas inmediato. En el momento que ocurre un proceso de desaceleración, existirá un riesgo de caída mucho mayor de lo esperado para los prestamistas e inversores. El grupo Moody’s estima un 15 millones más de consumidores con puntajes de crédito por encima de 740 en la actualidad que en el año 2006, y alrededor de 15 millones de consumidores con puntajes por debajo de 660.

Cris deRitis economista, representante de Moody's Analytics comenta que "los acreedores con calificaciones crediticias bajas en 2019 representan un riesgo relativo mucho más alto. Debido a que las tasas de pérdida actuales son bajas y la competencia por los prestatarios con puntaje alto es feroz, los prestamistas pueden verse tentados a disminuir sus estándares crediticios sin darse cuenta de que el prestatario con puntaje de crédito de 660 hoy puede ser relativamente peor que un prestatario con puntaje de 660 en 2009".

Los financistas obtienen sus resultados en datos que arroja Fair Isaac Corp., el llamado puntaje FICO, quienes excluyen otras medidas, como el nivel de deuda a ingresos, datos económicos o préstamos.

Los créditos para automóviles, créditos minoristas y personales distribuidos en línea son los que más tienden a crecer, según DeRitis. Este tipo arrojan una deuda de aproximadamente 400 mil millones de dólares, y casi 100 mil millones agrupados en valores que se han vendido a inversionistas, según Bloomberg.

Lo que inquieta a los analistas es que las aberturas se encuentran apareciendo en forma de creciente en pagos que no se han ejecutado por parte de los acreedores con mayor riesgo, a pesar de una década de crecimiento. Es importante, recordar que la economía no se encuentra en su mejor momento, así lo demuestra la inversión de la curva de rendimiento del Tesoro, lo que podría resultar una creciente en las moras generando pérdidas mayores a las esperadas para los inversores en valores respaldados por activos de mayor riesgo.

Marty Young analista del grupo Goldman Sachs dijo: "Cada modelo de crédito que solo se basa en la puntuación de crédito ahora, y hay muchos de ellos, posiblemente subestime el riesgo. Hay muchas otras variables, incluido el ciclo económico, que deben tenerse en cuenta".

Fair Isaac Corp., fue creador de su puntaje de crédito FICO en el año 1989, y aún sigue siendo de utilidad para la mayoría de los prestamistas en USA. Esto, indica que un posible prestatario es un riesgo aceptable. Los puntajes van desde 300 a 850, con el más elevado se puede demostrar que alguien tiene más posibilidades de saldar sus deudas. Un competidor, VantageScore, fue creado en 2006 por los tres evaluadores de crédito principales Experian, TransUnion y Equifax.

Goldman y Moody's aseguran, que los financistas no han realizado el reajuste de sus estándares de suscripción ya que las calificaciones crediticias promedio han sido elevadas durante una de las recuperaciones económicas más importante. A medida que comienzan las fisuras en economía, alguien cuyo puntaje de crédito aumentó aproximadamente a 650 de 550 desde que la Gran Recesión puede solventar sus facturas.

Asegura deRitis. "Los puntajes de los acreedores pueden haber migrado, pero inherentemente su riesgo individual y su actitud hacia el crédito y la capacidad de pagar sus facturas, se ha mantenido igual. Podrías haber pensado que 700 era una buena puntuación, pero ahora es solo promedio".

Por último, para Ethan Dornhelm "La relación entre el puntaje FICO y los niveles de morosidad puede cambiar con el tiempo. Reconocemos que hay mucho más contexto que puede obtener más allá del archivo de crédito de un consumidor. No creemos que el puntaje de inflación sea el problema, pero el riesgo de los factores de suscripción fuera de los puntajes de crédito, como DTI, términos de préstamos e incluso tendencias en los ciclos macroeconómicos."


2020 DelfinoCo Negocios.

All rights reserved: DelfinoCo