Nueve formas para reconocer a un verdadero líder


El liderazgo es un rasgo que muchos se apresuran a reclamar pero pocos realmente merecen.

Ser un líder no significa usar el título de "líder". No es algo que usted elija para ser un minuto y luego elegir no ser el siguiente. Un líder no es un líder simplemente porque él o ella ha sido promovido. Y un líder no es alguien que se sienta en una posición de dirección.

Ninguna de esas cosas es lo que realmente hacen un verdadero líder. Aquí están las cosas que hacen:

1. Un verdadero líder escucha primero y actúa en segundo lugar.

Alguien que salta a las conclusiones sin primero tratar de entender ha cometido un error fatal para ellos y su equipo. Con el fin de llevar a la gente de manera efectiva, usted tiene que tomar el tiempo para escuchar y ver las cosas desde su perspectiva. Tiene que ponerse en sus zapatos y entender completamente la situación.

2. Un verdadero líder no toma decisiones en el calor del momento.

¿Conoces a esos jefes que se irritan y luego comienzan a disparar rápidamente a la gente? Eso no es un líder. Ese es un gestor de disparo-feliz en un viaje de energía-y hay una diferencia. Un líder espera hasta que el calor del momento haya pasado para que él o ella pueda dar pensamiento sólido a la situación antes de llegar a una conclusión.

3. Un verdadero líder sabe lo que no sabe.

Es peligroso cuando alguien dice "saberlo todo". Un buen líder está bien con no tener todas las respuestas y sabiendo que van a encontrar a las personas que lo hacen. No lo ven como una debilidad, porque no lo es. Es sólo parte del proceso.

4. Un verdadero líder nunca quiere ser la persona más inteligente de la habitación.

Si alguien contrata gente o se rodea de gente menos cualificada que ellos para permanecer en una posición de poder, entonces se sienten amenazados. Nunca quieres ser la persona más inteligente de la habitación y si lo estás, estás en la habitación equivocada. Los grandes líderes saben esto y buscan rodearse de amos de sus artesanías. El trabajo del líder, entonces, es "tocar la orquesta".

5. Un verdadero líder celebra el proceso tanto como las recompensas.

Los verdaderos líderes saben que la grandeza no es algo que sucede inmediatamente. La grandeza es el resultado de horas, días, semanas de práctica y esfuerzo diligentes. Ellos celebran el proceso y el ajetreo cotidiano tanto como lo hacen del gran final.

6. Un verdadero líder da retroalimentación constructiva, no negativa.

Hay una diferencia entre la "crítica constructiva" y la simple negatividad. Las personas que vomitan la negatividad no están haciendo nada para ayudar. Un gran líder busca maneras en que pueden ayudar, no maneras en que puedan desgarrar a otros en el proceso.

7. Un verdadero líder hace lo que hay que hacer.

Cualquiera que diga: "Eso no es mi trabajo", no está liderando con el ejemplo. Sí, la gente necesita permanecer en su camino y ser responsable de su propio trabajo, pero cuando hay un incendio y todo está en la cubierta, un líder no retrocede y dice: "Muy bien, todo el mundo, vaya a resolverlo". Tienen derecho a trabajar con ellos.

8. Un verdadero líder cultiva una cultura positiva.

Estar orientado a resultados es grande, pero una cultura que produce resultados tiene que ser saludable de alguna manera o forma. Y crear esa cultura requiere mucho trabajo. Un gran líder sabe que no es el centro de atención, y que lo más importante es crear un ambiente en el que otros se sientan empoderados para tener éxito, traer ideas a la mesa y pensar por sí mismos.

9. Un verdadero líder siempre encuentra un camino.

Cualquiera que diga: "Es imposible, no podemos", no es apto para conducir. Un verdadero líder sabe que siempre hay un camino. Podría no ser la forma en que alguien había planeado originalmente, pero es una manera. Los grandes líderes encuentran los caminos menos transitados y hacen lo que sea necesario para lograr que el grupo sobrepase el obstáculo.

#negocios

15 vistas

2020 DelfinoCo Negocios.

All rights reserved: DelfinoCo